jueves, 19 de enero de 2017

EFEMÉRIDES ASTRONÓMICAS 2017



2017 se presenta con una gran cantidad de fenómenos astronómicos visibles desde territorio nacional:

Tres eclipses visibles, ocultaciones de estrellas brillantes por la Luna, varias lluvias de estrellas fugaces que coinciden con Luna nueva, y bonitas conjunciones de planetas visibles a simple vista.




Planetas

Mercurio: Este planeta, al tener una órbita muy cercana al Sol, siempre lo encontraremos próximo a él. De ahí que sea el planeta, de los visibles a simple vista, más difícil de localizar. El mejor momento es cuando aparentemente se encuentre más separado del Sol. En los atardeceres de finales de marzo, julio y noviembre, tendremos una oportunidad muy buena para localizarlo, observando sobre el horizonte oeste, media hora tras la puesta de Sol. O al amanecer, a mediados de enero, mayo, y septiembre, observando sobre el horizonte este.

Venus: El planeta más brillante del cielo, al tener una órbita interior a la nuestra, como en el caso de Mercurio, sólo podrá verse al amanecer o al anochecer, nunca a medianoche. Hasta mediados de marzo será visible al atardecer como lucero vespertino. Posteriormente y durante unas semanas su cercanía al Sol imposibilitará su visión hasta comienzos de abril en que volverá a ser visible hasta final de año en las primeras horas de la mañana,  sobre el este, antes de la salida de Sol.

Marte: El planeta rojo al igual que todos los planetas con órbita exterior al de la Tierra, suele estar más cerca de nuestro planeta en las fechas cercanas a la oposición (es decir en dirección opuesta al Sol). La oposición tiene lugar cada 2 años y 2 meses aproximadamente y este 2017 no tendrá lugar, por lo que estará muy lejos de nosotros y poco brillante. Será visible hasta mayo, al anochecer, sobre el horizonte oeste, y posteriormente a partir de septiembre, al amanecer, sobre el horizonte este.

Júpiter: El gigante gaseoso, bien visible en la constelación de Leo, será el primero en estar en oposición, el cual tendrá lugar el 7 de abril, destacando con su magnífico brillo blanco en las noches primaverales.

Saturno: El planeta de los anillos, los cuales son sólo visibles con telescopios, tendrá su oposición el 15 de junio, en la constelación de Ofiuco.



Conjunciones y ocultaciones

En ocasiones observamos como los planetas se acercan “aparentemente” entre sí o a alguna estrella brillante, llegando en ciertas ocasiones o verse como un solo objeto. Este año tendremos la oportunidad de observar, desde el archipiélago, un par de buenas conjunciones planetarias y ocultaciones de estrellas brillantes por la Luna.

5 de febrero: Ocultación de la estrella Aldebarán por la Luna a las 21:31 UT

16 de agosto: Ocultación de la estrella Aldebarán por la Luna a las 5:46 UT (6:46 hora local)

16 de septiembre: Conjunción Mercurio-Marte. Separados tan sólo 3’ (la décima parte del tamaño aparente con el que vemos el disco lunar). En Canarias será visible en la madrugada del día 17, con una separación de 24’.

5 de octubre: Conjunción Venus-Marte. Visible de madrugada con una separación de 20’

13 de noviembre: Conjunción Venus-Júpiter. Visible de madrugada con una separación de 15’

 

Eclipses

De los cuatro eclipses de este año, tres serán visibles desde Canarias. Ocurrirán dos de Luna, visibles ambos, y dos de Sol de los que veremos uno. Este último ocurrirá en agosto (periodo vacacional) y será total, atravesando la franja de totalidad desde la costa oeste hasta la costa este de los EEUU. En Canarias lo veremos parcial a la puesta de Sol.


10-11/2/17 Eclipse penumbral de Luna. Visible completamente desde canarias de 22:34 – 02:53 UT

7/8/17 Eclipse parcial de Luna. Desde Canarias será visible sólo una pequeña parte penumbral de 19:47 (orto lunar) – 20:51 UT

21/8/17 Eclipse total de Sol.  Visible parcialmente desde Canarias, llegando al 42% de ocultación. 18:51 – 19:38 (ocaso solar) UT
  Trayectoria de la sombra lunar sobre la superficie terrestres. Eclipse 21 de agosto de 2017.



Cometas

Este año tendremos la visita de un par de cometas que podrían, con suerte, llegar a ser visibles a simple vista, aunque, ya se sabe, con los cometas podemos esperar de todo.

El primero el 41P/Tutlle-Giacobini-Kresak, visible desde marzo hasta mayo. Es un cometa periódico descubierto el 3 de mayo de 1858. Podría llegar a superar la magnitud 6 en el mes de abril. El día 5 de dicho mes estará a tan sólo a 22 millones de kilómetros de la Tierra, visible en la constelación de la Osa Mayor.

El segundo es el C/2015 V2 Johnson, descubierto el 3 de noviembre de 2015. Será visible con prismáticos durante mayo y junio, siendo el 5 de junio el día en que más cerca estará de la Tierra pero a más de 130 millones de kilómetros. Podría llegar a la magnitud 6,5



Lluvias de meteoros

Para el 2017, tendremos varias lluvias que tendrán buena visibilidad pues el brillo de la Luna no molestará al tener una fase muy pequeña o al no situarse sobre el horizonte en el momento en que la lluvia sea visible.

Quadrántidas: 3 de enero, 120 meteoros/h. Luna en fase creciente. A partir de las 02:00 horas UT
Eta-Acuáridas: 5 de mayo, 30 meteoros/h. Luna en fase creciente. A partir de las 03:00 horas UT
Perseidas: 12 de agosto, 100 meteoros/h. Luna en fase menguante. A partir de las 00:00 horas UT
Leónidas: 17 de noviembre, intensidad variable. Luna en fase nueva. A partir de las 01:00 horas UT
Gemínidas: 14 de diciembre, 120 meteoros/h. Luna en fase llena. A partir de las 21:00 horas UT

viernes, 16 de septiembre de 2016

Eclipse penumbral de Luna



El último eclipse de este año, tendrá lugar al anochecer del viernes 16 de septiembre. Se trata de un eclipse penumbral, en el que la Luna no se sumerge en la sombra de nuestro planeta sino únicamente en su penumbra.


La luna llena que veremos durante el mes de septiembre será diferente debido a la ligera diferencia de brillo que tendrá la parte superior e inferior del disco visible que nos mostrará nuestro satélite. En Europa , en el momento de su salida por el horizonte este, en la mitad superior izquierda de la Luna, se apreciará una ligera disminución de luz proveniente del Sol, debida a que la Tierra oculta parte de la luz de nuestra estrella. Si estuviéramos en la superficie lunar y miráramos al Sol, estaríamos viendo un eclipse parcial de Sol. 

Para observarlo no hace falta ningún tipo de instrumentación especial, se puede observar a simple vista, aunque si tenemos unos primáticos podríamos usarlos y observar mejor la variación de tonalidades en la superficie de nuestro satélite. Sólo hay que esperar a que salga, y como es luna llena, la misma saldrá en el mismo instante en el que el Sol se oculte, pero en el horizonte opuesto.


En Canarias la Luna saldrá ligeramente eclipsada a las 20:08 h y durante la siguiente hora y media irá emergiendo de la penumbra terrestre, terminando el eclipse a las 21:53 hora local canaria. El mejor momento para apreciar esa disminución de brillo en la luna llena será poco después de su salida, a medida que anochece, en torno a las 20:30-21:00 h. Esperemos que las nubes nos dejen contemplar este curioso y muchas veces inadvertido espectáculo.
 

viernes, 6 de mayo de 2016

TRÁNSITO DE MERCURIO POR DELANTE DEL SOL



Tras el tránsito del planeta Venus por delante del disco solar en 2004, no hemos vuelto a tener la oportunidad, desde Canarias, de poder observar un fenómeno similar hasta el que acaecerá el próximo lunes 9 de mayo, en el que el pequeño planeta Mercurio cruzará dicho disco.

         
              En astronomía, un tránsito es cuando un cuerpo celeste pasa por delante de otro ocultando parte de la superficie del segundo. Quizás el más conocido es el eclipse solar, en el que la Luna oculta parcial o totalmente la superficie del Sol. De todos los planetas sólo los interiores: Mercurio y Venus, pueden pasar entre el Sol y nosotros, y debido a la inclinación sus órbitas respecto a la nuestra no siempre pasan justo por delante del disco solar, por lo que no siempre hay un tránsito planetario. En el caso de Mercurio los tránsitos pueden tener lugar sólo en mayo o noviembre. La principal diferencia entre ambos meses es que en los tránsitos de mayo Mercurio está más cerca de la Tierra y su diámetro es un poco mayor que durante los tránsitos de noviembre.
 
Realmente son fenómenos poco frecuentes. A lo largo de un siglo tienen lugar  catorce  tránsitos del planeta Mercurio y no todos son visibles en una misma localidad. Con los tránsitos de Venus el panorama es desolador, ¡sólo cuatro tránsitos cada 243 años! El último tránsito observado de Venus se produjo en 2012 y no tendremos otro hasta el año 2117 y por desgracia no será visible en territorio español, por lo que sólo tendremos la oportunidad de observar tránsitos del pequeño Mercurio durante este siglo.

El tránsito de próximo lunes 9 de mayo tendrá comienzo a las 12:12 y terminará a las 19:40 (hora canaria). No se podrá observar a simple vista, será necesario el uso de telescopio provisto del filtro solar adecuado para su observación. No intentes mirar al Sol a simple vista pues es muy peligroso. En todo caso, si no tuvieras filtro, proyecta la imagen del Sol que te proporcione el telescopio sobre una cartulina blanca e intenta ver el pequeño disco negro moviéndose lentamente, durante más de siete horas, por delante del disco solar.